Vivimos en una sociedad en la que nos faltan horas en nuestra agenda: el trabajo, la familia, los amigos y cientos de cosas que nos gustaría hacer que nos generan un estrés diario y nos alejan de la paz interior – la paz mental-que solo podemos obtener aquí y ahora.

Por eso, es muy importante conocer los 3 factores que componen la paz menta y cuáles son los que nos ayudan o alejan de ella. Sobre todo cuando nos enfrentamos a momentos de preocupación, ansiedad, tristeza o pena para salir de ese camino de sufrimiento.

Juanlu Carbonell, co-fundador de Budamindset te explica en este vídeo cómo se compone la pirámide de la paz mental y cómo debes trabajar cada uno de los factores para lograr una armonía interior.

La Pirámide de la Paz Mental

Los 3 factores de la Paz Mental los podemos ver gráficamente en una pirámide, donde cada uno de sus lados sería una variante.

El primer factor, en la base, sería la clave de la vida, el tiempo. Este, a su vez, se divide en 3: pasado, futuro y presente. Pues bien, el tiempo que transcurre para llegar a la línea central de la pirámide -donde encontraremos nuestra paz interior- es fundamental para porque nos hace conscientes del tiempo que necesitamos recorrer hasta llegar a un momento de tranquilidad.

Cuanto más tiempo tardemos en llegar a esa línea central peores momentos nos atacarás. Por el contrario, si llegamos en el menor tiempo posible a esa línea central (al presente), los malos momentos que nos atormentarán habrán sido muchos menos.

Y para conseguir reducir ese tiempo, entran en juego las otras dos variables de la pirámide que nos van a ayudar a reducir ese tiempo que necesitamos para gestionar aquello que nos sucede en nuestro interior.

Y estas variables son el pasado y el futuro.

El pasado y tu auto-conocimiento.

El pasado es la suma de todo aquello que nos ha sucedido y hemos experimentado: eventos, cultura, tradición, amigos, familia… todo. Y del pasado llegan a nuestro presente sentimientos de tristeza, pena, o culpa que nos estacan y nos paralizan en el presente.

Cuando vamos al origen de lo que sucedió y lo comprendemos, todo comienza a cambiar, nuestro nivel de consciencia se eleva y con él nuestro auto-conocimento.

Y cuando comienzo a conocerme cada vez más, el tiempo que transcurre entre la línea del pasado y el presente comienza a ser menor y, por tanto, nuestra paz interior llega antes.

El futuro y su relación directa con el estrés.

Vivimos constantemente pensando en el futuro. El estar constantemente pendiente de la incertidumbre de no saber qué ocurrirá, nos lleva a introducirnos en una espiral de frustración y preocupación que normalmente desemboca en ansiedad y estrés.

El estrés es la causa de que tomemos decisiones erróneas y vivamos una vida que no queremos. Y lo más importante, nos impide disfrutar el presente, el aquí y ahora.

Cuanto más permanezcamos en ese estrés del futuro, el tiempo para llegar a lograr nuestra paz interior será mayor como puedes observar en la figura anterior.

Por eso, tal y como ya dijimos con nuestro pasado, debemos tomar consciencia de esta circunstancia y dejar de vivir obsesionados por lo que va a pasar porque nadie lo sabe. Cuanto antes nos demos cuenta de eso, antes calmaremos esa ansiedad y lograremos nuestra paz interior.

La meditación del S.XXI para lograr la paz interior.

Meditar es una de las formas más contrastadas para ayudarnos a elevar reducir los niveles de estrés y conseguir nuestra paz interior.

Y cuando hablamos de meditar, no nos referimos a tener que estar varias horas al día en silencio y el plan contemplativo como hacen los monjes. Hablamos de una forma de meditar adaptada al siglo XXI.

Una meditación donde con tan solo 10 minutos al día nos ayude a vivir el presente y tener el mando de nuestros pensamientos, y esto nos sirva para dar la mejor versión de nosotros mismos en ese instante.

Por eso, si aún no has introducido la meditación en tu vida, te recomendamos que nos sigas y comiences a hacerlo, porque eso te ayudará a ser más consciente de todo lo que te rodea y esto, a su vez, te ayudará a lograr tu paz interior en mucho menos tiempo.